1 minuto: Dolarización e inflación

Cuando el Gobierno anterior decidió, a fines de 2011, limitar la compra de dólares, generó un efecto que pasó desapercibido: aumentó la demanda de pesos, limitando así el impacto inflacionario de la emisión de dinero.

Eso explica cómo fue posible emitir al 40% anual y lograr una inflación de “sólo” el 25% anual.

Hoy, eliminadas las restricciones cambiarias, podría estar ocurriendo lo opuesto: una demanda de pesos en baja.

Una complicación para el Banco Central, porque hace más difícil la política monetaria.

El análisis, en 1 minuto. Click aquí.

@GastonUtrera


 

Contenido complementario:

1 minuto: ¿Fue exitosa la unificación cambiaria?