La independencia del banco central

La independencia de los bancos centrales pretende evitar que la política monetaria quede dominada por intereses políticos de corto plazo.

Combinada con metas de inflación, facilita el logro de una inflación baja y estable.


Cada vez más, la economía está comprendiendo que la diferencia entre el éxito y el fracaso económico de los países está en sus instituciones. Una de ellas es el Banco Central.

Cuando es dependiente del poder político, termina forzado a emitir dinero para financiar déficit fiscales, generando inflación e incluso hiperinflación.

La independencia de los bancos centrales pretende evitarlo, facilitando el logro de una inflación baja y estable.

El análisis, en 1 minuto. Click aquí.